Seleccionar página

El buen tiempo ya está aquí y, después de lo vivido en los últimos años, nos merecemos que nos pasen muchas cosas buenas y, más importante aún: recordarlas para siempre.

Por eso, en el artículo de hoy, te damos algunas ideas, tips y consejos para tus fotos en verano, ¡ponlas en práctica ya!

Sigue leyendo, porque esto te interesa y mucho

En el caso de la fotografía, muchas veces caemos en el error de pensar que sin una buena cámara de fotos no lograremos sacar fotos de nuestro verano que merezcan la pena, lo que muchas veces nos lleva a no intentarlo siquiera.

Nada más lejos de la realidad, echa un vistazo a nuestras ideas para hacer fotos en verano. Puede que te suenen porque seguro que has usado algunas de ellas muchas veces. Recuerda que, si quieres una sesión de fotos profesional en la que saques el máximo partido a cada minuto, consigas el resultado óptimo en cada foto y tengas un recuerdo imborrable para el resto de tu vida, puedes contactar conmigo AQUÍ.

¿Qué me pongo en una sesión de fotos?

Piensa en tu outfit. ¿Qué quieres transmitir en la sesión? ¿Para qué son las fotos? ¿Individual o en pareja? ¿En grupo? Todas estas preguntas debes tenerlas claras antes de empezar.

Elige ropa con tonos sólidos o estampados suaves que no distorsionen en exceso en la foto. Elige y combina bien los colores para transmitir armonía y atracción. Y tampoco optes por combinaciones demasiado apagadas que pasen desapercibidas.

¿Cómo salir en una sesión de fotos?

No hace falta ser modelo profesional para salir siempre bien en las fotos, simplemente debes seguir unas recomendaciones básicas:

  • Elige tu lado bueno, todo el mundo tiene uno.
  • Usa luz natural.
  • Elige horas en las que te favorezca la luz.
  • Evita los brillos de la cara.
  • Lleva varios conjuntos por si ves que no te queda bien la ropa que pensaste.
  • Prueba el contraluz.

¡Complementos? Yes, please!

Sombreros, gafas de sol, pamelas… todo lo que se te ocurra para que tu sesión de fotos en verano sea más completa y llamativa.

Pies desnudos, que estamos en verano

La historia de tu vida comienza con un solo paso, siéntelo al máximo y recuérdalo siempre.

El verano es una historia interminable

Seguro que puedes recuperar esa bici antigua en la que aprendiste a montar. O aquel juguete de lata que amenizaba tus tardes y las de tu primos. ¡Recupera todo lo que se te ocurra y dale protagonismo en la foto!

Desenfoque, úsalo en tus fotos en verano

Juega con la profundidad que da esta técnica a tus imágenes. Haz que cada foto cuente una historia diferente.

Fruta, bebidas frías… ¡juega y crea!

La condensación de las bebidas frías o las frutas al abrirse para comer dan mucho juego, ¡aprovéchalo!

Playa, piscina, manguera… ¡agua!

Juega con el líquido elemento más veraniego que existe y déjate llevar. Conseguirás un resultado espectacular.

Desayunos, comidas y cenas

Con primos, tíos, abuelos, padres, hermanos, amigos del pueblo, del cole… con quien sea, pero disfruta de esos momentos mágicos.

Siestas

Dan mucho juego y puedes sacar partido a ese tío gruñón y cascarrabias que no se prestaría si estuviera despierto.

Noches de verano

Las noches de verano tienen algo de magia, son ideales para trasnochar y abrir tu corazón a familiares y amigos. Inmortaliza cada momento.

Te recomiendo echar un ojo a mis redes sociales y descubrir el estilo de fotografía con el que trabajo. Y, si tienes cualquier duda o consulta, ¡pregúntame!