Seleccionar página

Las fotografías de boda sirven para inmortalizar la importancia de este momento memorable en la vida. Pero ¿qué ocurre si nunca has sido modelo de una sesión de fotografía profesional?

 

Quizás la primera reacción sea la de rechazo, no todas las personas se consideran fotogénicas, mucho menos espontáneas y con conocimientos de qué hacer mientras están frente a una cámara.

Entonces si mi pareja y yo somos tímidos, debemos evitar las sesiones de fotografía de boda? Por supuesto que no, los fotógrafos de bodas saben muy bien que los novios no tienen por qué saber posar en fotografías de boda. Así que su tarea es la de hacer sentir a los futuros esposos en comodidad y obtener los mejores resultados.

Aun así, si continúas dudando sobre cómo «posar» en fotografías de boda, a continuación tendrás algunas opciones que te llenarán de confianza.

Antes de comenzar

 

Es indispensable que sepas que, tanto en las sesiones preboda como en boda, el fotógrafo suele dar ciertas indicaciones estéticas para obtener las mejores imágenes. Un buen fotógrafo se esfuerza por encontrar naturalidad, crear situaciones y reflejarla en sus fotos.

Para esto no hace falta tener experiencia como modelo, o no importa cuán tímido seas porque se trabajará en capturar la magia del momento. Eso quiere decir que la espontaneidad de esos instantes es muy importante. Trabajo para el cual es muy importante disponer de la experiencia de un servicio profesional como el que damos en Daniel Vega – Fotógrafo.

Un fotógrafo profesional tiene la posibilidad de trabajar con los novios hasta componer las imágenes perfectas y conservarlas para toda la vida. Solo necesitais sentir el momento y abstraeros de todo.

Algunas ideas de fotografía en pareja

 

¿Dudas sobre cómo «posar» en fotografías de boda? El fotógrafo suele dar indicaciones, pero también puedes considerar algunas de estas poses si te agrada o si te piden que actúes naturalmente y no sabes qué hacer:

1.     Cogiéndose de las manos

Podéis cogeros de la mano mientras caminais, mientras estáis abrazados, mientras estáis sentados o corriendo por el campo. Existe un mundo de posibilidades donde las manos se juntan.

2.     Bailando

La alegría es uno de los sentimientos que más se percibe en las fotos de boda, y nada mejor que expresar alegría que el baile. Aquellas fotos tomadas en movimiento mientras se está bailando componen algunas de las más sencillas de tomar para quienes son particularmente tímidos frente a la cámara.

Piensa que, si estás en una sesión bailando con tu pareja y disfrutando del momento, en lo menos que pensarás es en que sois los modelos principales, solo tenéis que disfrutar de vuestro baile, es todo.

3.     Otras poses

Más «poses» que mencionar serían por ejemplo las que se hacen alrededor de un beso. Antes de darse uno, al darlo en la mejilla, nariz, o en la frente. Asimismo, puede que fingiendo que se cuenta un secreto al oído o simplemente haciendo tonterías entre vosotros se consiga captar momentos únicos, bonitos, elegantes y llenos de complicidad.

 

Recuerda que las fotos de boda necesitan mostrar quienes sois en realidad, combinadas con una dosis de química y amor.

 

¿Tienes más dudas? ¡Pregúntanos!